La Estevia. Parte 3. Cultivo en el kit hidropónico EcogardenIrisana.

La  Estevia es una planta a la que le gusta el agua, pero no tolera los terrenos encharcados. Le gustan los riegos frecuente que humedezcan el sustrato sin llegar a saturarlo. Esto la convierte en una muy buena candidata para el cultivo hidropónico. Como necesita mucho  fósforo y tiene pocas necesidades de potasio, es la planta ideal para practicar una hidroponía biológica o bioponía.

El kit hidropónico, contiene todo lo necesario para la producción de Estevia, incluido sustrato y fertilizante orgánicos. Sólo hacen falta las plantas, agua y sol. Con el kit no tendrá que preocuparse por los riegos, ya que lo hace automáticamente gracias a su temporizador y su bomba.

Con el kit se entregan  dos nutrientes: NutriAlive y NutriBase. El NutriAlive puede usarse prácticamente en exclusiva, obteniendo una autentica producción orgánica, ya que es un nutriente a base de microalgas y aporta todo lo que necesita la planta. Gracias al sistema de riego automático y al aporte diario de agua y nutriente y a la capacidad de autoregulación de Nutrialive, la planta tiene su disposición todo lo que necesita para crecer vigorosa y rápidamente sin llegar a producirse un exceso de humedad o fertilización.

estevia_kit_ecogarden

Para este caso proponemos algo diferente a lo que figura en la sección de nutrición del manual, que es genérica. Con el fin de estabilizar el pH, sobre todo al inicio del cultivo,  recomendamos prepara el nutriente Nutribase que se entrega con el kit. Su preparación es muy sencilla. Se vierte el contenido de la bolsa en una botella de 1,5 litros de agua, añadimos agua hasta llenarla, la cerramos y agitamos enérgicamente.

Ahora ya tenemos la solución madre. Llenamos el depósito de agua del kit, lo que supone unos 24 litros, más o menos, y añadimos unos 150 ml de solución madre Nutribase y 50 ml de Nutrialive. Programamos el temporizador para realizar un único riego diario de 15 minutos hacia el mediodía, coincidiendo con la hora de más calor.

A partir del momento inicial, cada vez que agreguemos 5 litros de agua al depósito del kit, añadiremos 30 ml de Nutrialive y tenderemos un cultivo biopónico  y un sistema que se encarga de los riegos. Si estamos en una zona de mucho  calor o nuestras plantas crecen mucho, podemos realizar dos riegos al día, uno a media mañana y otro a media tarde, de 15 minutos cada uno.

Plantación.

plantacion_estevia

La forma de plantarlas difiere un poco de si lo hacemos en el kit básico o en el hidropónico. En el kit básico, basta con retirar la planta de la maceta en que la compramos, deshacemos ligeramente el cepellón y la colocamos en el sustrato. Presionamos bien a su alrededor para que cubra las raíces, y una vez hemos plantado en todos los tiestos del kit, procedemos aun riego con fertilizante, Total, por ejemplo.

En el caso del kit hidropónico, sacarla del tiesto la planta  y  metemos el cepellón en un recipiente con agua y algo de fertilizante (Total o Nutrialive), la retiramos y metemos 4 o 5 veces para retirar un poco de tierra del cepellón. Realizar el proceso con cuidado para no dañar la planta, ya que son delicadas y rompen con facilidad.  Colocamos en el kit, separando las bolitas del sustrato para después cubrir las raíces. Es importante que las hojas no toquen el sustrato, para evitar hongos. La planta suele necesitar algún tutor o soporte para evitar que se tuerza.

Esperando que esta información fuese útil, os esperamos en el siguiente artículo, donde describiremos técnicas para la conservación y uso de la hoja de Estevia.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *