Humus.

 

Es un humus rico en microorganismos, es un fertilizante orgánico, inodoro e inocuo, especialmente diseñado para agricultura y jardinería amateur. La obtención del Humus de Lombriz se realiza a través de procesos controlados de descomposición natural en el que el material orgánico (estiércol compostado) , además de ser atacado por los microorganismos (hongos, bacterias, etc.) existentes en la materia primaria original, también lo es al final del proceso por el complejo sistema digestivo de la lombriz.

humus

Enmienda orgánica de humus de lombriz.

Nitrógeno orgánico 1,02%
Fósforo (P2O5) 6,59%
Potasio (K20) 0,94%
Cobre (Cu) 0,001%
Hierro (Fe) 0,1%
Calcio (CaO) 8,85%
Magnesio (MgO) 0,52%
Manganeso (MnO) 0,004%
Molibdeno (Mo) 0,001%
Boro (B2O3) 0,004%
Azufre (S) 0,074%
Zinc (Zn) 0,01%
Sílice (Si) 0,95%
Materia Orgánica 29%
Flora Bacteriana 9×109 CFU/gr
Ácidos Húmicos 8%
Ácidos Fúlvicos 4%
Extracto Húmico Total 12%
pH ±7
Conductividad (CE) ± 1 ms/cm

Propiedades de ECOGARDEN IRISANA HUMUS rico en microorganismos.

Mejora las propiedades físico-químicas del suelo.

Es un producto bioestable que no presenta procesos de fermentación ni putrefacción, cabe destacar su efecto biorregulador y corrector del suelo. Su aporte incrementa la capacidad de retención de agua, proporcionando una mayor permeabilidad y aumentando la actividad de nitritos del suelo, aumentando la capacidad de absorción de nutrientes de la planta.

Protección frente a patógenos.

Su elevada flora microbiana y su alto porcentaje en ácidos húmicos y fúlvicos, incrementan la tolerancia de la masa radicular frente al ataque de bacterias, nemátodos, hongos e insectos del suelo. Al presentar un pH neutro, impide la proliferación de ciertos parásitos al crear un medio desfavorable para su desarrollo.

Favorece el crecimiento de la planta.

Induce la producción de hormonas como el ácido indol acético y el ácido giberélico, estimulando el crecimiento y las funciones vitales de la planta.

Ecogarden Irisana Humus evita la clorosis férrica (enfermedad que provoca el amarilleo de las plantas, marchitez), aumenta la resitencia a heladas y favorece la formación de micorrizas (simbiosis entre un hongo (mycos) y las raíces (rhizos) de una planta) .

Modo de empleo.

El humus de lombriz se aplica durante todo el año, extendiéndose sobre la superficie del terreno, regando posteriormente para que la flora bacteriana se incorpore rápidamente al suelo y mezclándolo con la tierra.

En cobertera:

Macetas cubrir la superficie de la maceta con un centímetro de grosor.
Jardinería y césped aplicar 100 g/ m2,, 1-3 veces al año.
Árboles aplicar de 1 a 3 Kg por árbol, 1-3 veces al año.
Hortalizas aplicar 150-300 g/ m2, por cultivo.
Vid aplicar de 500 a 1000gr/ m2,, 1-3 veces al año.

Mezclado con sustrato:

Aplicar el Humus en una proporción del 1% – 10%.